PH Chile

Carta humanista para Cápsula del Tricentenario

18 Septiembre de 2010

Miércoles 29 de septiembre de 2010, por Danilo Monteverde

En el 2110 vemos un Chile posible sin fronteras, es decir, pueblos integrados a nivel mundial en base a la cultura de la Paz, una sociedad sin injusticia ni diferencias de clases, donde todos pueden de disfrutar la vida y de sus potencialidades...

Carta del Partido Humanista chileno para ser leída en 100 años

Hace 141 años, un grupo de jóvenes que vivían una vida contraria al sistema imperante, se juntaron en Punta de Vacas, en el límite chileno-argentino para escuchar a un joven pensador, Silo, quien hablaría sobre No violencia activa, así como revolución social y espiritual simultáneas.

En medio de una época turbulenta, llena de movimientos juveniles contestararios y contraculturales que se rebelaban contra la guerra y el sistema capitalista, se genera el movimiento Siloísta, que más tarde se llamaría Humanista, y que da origen a distintas organizaciones bajo tal inspiración:

* El Centro de las Culturas
* La Comunidad para el Desarrollo Humano
* Mundo sin Guerras
* Centro Mundial de Estudios Humanistas
* Partido Humanista Internacional.

No violencia, rebelión, irreverencia, revolución social, igualdad, justicia social, cooperativismo, transformación interna, mística, respeto a la diversidad personal y cultural, ecologismo social, libertad de opción, son algunas de las ideas que han marcado los más de 40 años de Historia del Movimiento, y por tanto, del Partido Humanista en el mundo. Es por eso que nos las hemos jugado de manera voluntaria y arriesgada.

La coherencia entre el sentir, pensar y actuar ha sido nuestra medida en el accionar. Creemos que hay cosas correctas por hacer, en pos de la construcción de un mundo más humano y pleno de sentido para nuestras vidas.

JPEG - 168.7 KB

En medio de la décadas de 1980’s, en Chile y latinoamérica, se lanzan los primeros Partidos Humanistas, cuya lucha por la libertad en medio de atroces dictaduras militares, generan nuevas y alegres formas de salir de esas oscuras partes de nuestra historia.
Ya en los 90s, a inicios de la incipiente democracia chilena, los humanistas participamos del primer gobierno, período en el que prima la figura de nuestra diputada electa, Laura Rodríguez R., quien se anticipa en el tiempo, presentando proyectos de ley que favorecen el Divorcio, el derecho legal a abortar por parte de las mujeres que así lo definan, el servicio militar optativo, derechos de las dueñas de casa, y un largo etc, que marcan la gestión de una diputada rebelde y transformadora.

En 1992, Laura parte de este mundo, tras un cáncer fatal. Los humanistas comenzamos una búsqueda y nos separamos de la Concertación, cuyo proyecto inicial estaba siendo traicionado por sus dirigentes, en pos de consolidar un sistema neo-liberal inhumano y violento.

A inicios de los 2000, nuestra lucha por la Paz, contra la globalización del capital y las guerras imperiales, hacen que converjamos en un proyecto político con diversos sectores de la izquierda política chilena, llamado: Juntos Podemos.
El 2005, Tomás Hirsch, un humanista-siloísta, lidera a toda la izquierda chilena, en un proyecto místico, revolucionario y no violento que llega a buenos resultados, siendo él candidato presidencial de este nuevo conglomerado que aspira a constituir una tercera opción política y social.

Y es que durante años, los esfuerzos de miles de sentidos militantes del Humanismo, hicieron crecer nuestra voz en el mundo estudiantil, gremial (profesores, trabajadores sociales, subcontratistas del Cobre, etc), comunal, barrial, antimilitarista, ecologista y un largo etc, ayudaban en el triunfo de una cierta influencia humanista en nuestro país.
Hoy, en el 2010, tras el esfuerzo de muchos, que sería imposible de nombrar, una nueva generación se hace cargo de los destinos de este partido, y a su presidente le toca escribir esta carta, que intenta retratar décadas de esfuerzo e intención, puestas en el cambio radical del status quo del desigual y violento Chile del Bicentenario.

Y es que no hay mucho que celebrar: entre represión a los pueblos mapuches e indígenas, la contaminación de zonas protegidas en manos de Hidro y Termoeléctricas, la desigualdad endémica entre ricos y pobres, la violencia social desatada y deshumanizada, la falta de sentido de la vida, la discriminación hacia inmigrantes, gays, jóvenes, adultos mayores, mujeres, etnias, etc y una sociedad construida en base a criterios economicistas vacíos, hoy los humanistas, en medio de un cambio interno profundo, seguimos en el intento de esa revolución que plantea la construcción de una nueva Civilización planetaria, humana, creativa y libertaria. Y es que amando la realidad que construimos, insistimos en la necesidad de esa transformación profunda y radical. No queremos seguir lamentándonos, queremos organización de la gente y ganas por superar este mundo que nos duele, pero que nos alienta a seguir adelante.

JPEG - 142.7 KB

Los Humanistas chilenos que vivimos el Bicentenario, nos imaginamos que en 100 años más el mundo estará, en gran medida humanizado, tenemos la intención de ir generando condiciones para que la gente despierte y no siga siendo zombie que no cuestiona cosa alguna. ¿Es así?
Esperamos que en ese Chile, el derecho a la Salud, la Educación, la Vivienda, la Cultura, la recreación y la vida digna e integral, sean completamente respetados por un Estado responsable y una sociedad organizada activamente. ¿Es eso así?
Nos imaginamos que ya en el 2110, los ejércitos serán cosa de un pasado prehistórico, y que los seres humanos serán el valor cental, independiente de su raza, su religión o ateísmo, su cultura, sus ideas, y un largo etc. ¿Es esto así?

En el 2110 vemos un Chile posible sin fronteras, es decir, pueblos integrados a nivel mundial en base a la cultura de la Paz. Vemos que será al fin posible una sociedad sin injusticia social ni diferencias de clases, en donde todos tienen la oportunidad de disfrutar la vida y de sus potencialidades. ¿Es así no es cierto?

La imagen de ese otro mundo posible, nos mueve.

Y tú ciudadano chileno o planetario del 2110, aunque no lo creas, o aunque lo estés viendo, desde el pasado y la memoria, nuestras voces gritan con alegría y determinación: ¡ Seguimos en el intento!.

No nos olvides
Mucha Paz, Fuerza y Alegría para todos ustedes¡
Desde el pasado proyectado al futuro.

Danilo Monteverde

Presidente

Partido Humanista chileno

blog comments powered by Disqus

Más artículos de Danilo Monteverde

No hay más artículos de Danilo Monteverde
Inicio | Noticias | En acción | Principios | El Movimiento | El Mensaje | Materiales | Quienes somos | Reflexiones
| | Mapa del sitio | Correo
Desarrollado por Atarraya: tejedores de saber social