¿Como conocí el Movimiento Humanista?

Desde Puerto Rico para America Latina

Martes 11 de octubre de 2005, por Carlos A Román Román

Conocí a Enrique Amigo hace mas de año y medio. Créanme que al principio no entendía el lenguaje con el que me hablaba. Ahora tampoco! Ja ja ja, Enrique es para mi una fuente de inspiración y de apoyo para seguir adelante. El me abrió las puertas al Movimiento Humanista una vez empezamos a hablar el mismo lenguaje como resultado de los procesos por los que pase en Puerto Rico.

Hace nueve meses para ser exacto un amigo a quien conocí por el Internet me habló de unos procesos o talleres en los que el estaba involucrado y que el sabia me podían impactar mi vida. Al principio no hice caso. Su insistencia rindió frutos cuando asistí a una “noches de invitados”. Claro, le dije que iría sin compromiso alguno, solo por complacerlo ya que había insistido mucho.

No fue en vano! Pues lo que experimente esa noche jamás será olvidado. Poder participar de un mini taller sobre pensamiento positivo y sobre los elementos que retrasan nuestro movimiento e impiden que alcancemos nuestros mas preciados sueños. “Descubrí” algo que ya sabia pero que por alguna razón había olvidado. Decidí que valía la pena darme la oportunidad de registrarme para mi primer taller básico.

El taller básico me hizo gritar QUE ES LO YO QUIERO! Descubrí lo que realmente quería en mi vida. Amar y ser amado!. No fue coincidencia que todo el mundo dijera lo mismo. Todos tenían necesidad de sentirse amados pero lo importante es que me di cuenta de que eran fuente inagotable de amor para todos los que me rodean. Me di cuenta que la base de lo que aprendí en ese taller es el AMOR! Aprendí no solo a descubrir lo que quería en la vida y el porque no había hecho nada.

Al segundo día de mi taller básico ya era una persona diferente. había incorporado sin darme cuenta todo lo que había experimentado el día anterior. Me acuerdo haber llegado temprano al otro día a desayunara un restaurante de comida rápida cuando bien alegremente dije: Buenos días terrícolas. Yo estoy en Marte ustedes en la Tierra!, frase con la que siempre nos saludaba el entrenador en las mañanas.

Eso basto para que una de las personas que estaban en el taller y desayunando en el mismo lugar se acercara y me dijera: Sabes que, te quiero mucho! Eres un tesoro escondido! Hoy por hoy es una de mis mejores amigas! Mi gaviota como ella siempre me dice. Me sigue llamando su tesoro escondido y testifica en todo momento que mis palabras le dieron aliento. Hoy en día es una mujer de completa que ha vencido sus temores y vive la vida a plenitud. Comprendí la importancia de las acciones por simple que sean.

Inmediatamente me registre para mi taller avanzado. Wow! Que taller! Si el básico ya había comenzado a transformar mi vida, el avanzado fue el toque final. Me presionaron todos mis botones. Me di cuenta que andaba por la vida invisible, y eso mismo generaba en el taller, invisibilidad. A pesar de que estaba ahí era como si no estuviera. Poder ser confrontado con mi pasado; poder reconocer y desprenderme de todo lo negativo de mi vida fue para mi la experiencia mas hermosa. Gritar y gritar dejando salir el rencor, las raíces de amargura, era liberación para mi vida.

Declare: YO SOY UN HOMBRE AMOROSO, VALIENTE Y LIBRE.

Un ángel me escribió un día lo siguiente:

Carlos, TU VIVES, TU VAS!
Eres un ser humano especial, valioso, líder entregado!
Tu haces la diferencia, te has lanzado, arriesgado
Y ya estas viendo los resultados.
Eres un hombre nuevo, lleno de vida, apasionado!
Tu vida, VALE LA PENA VIVIRLA AL MAXIMO!

Todo era muy rápido y todavía tenia el pie puesto en el freno. En mi taller pude descubrir que soy FUENTE DE TRANSFORMACION para la toda la humanidad. Y esa transformación parte desde mi, en la medida en que acepte la responsabilidad de todo lo que pasa en mi vida, y no de las circunstancias. No más accidentes en mi vida.

Carlos, en PR.

Descubrí que el fin de todo era yo, que el propósito era ayudar a los demás a encontrarse con ellos mismos, así como yo lo aprendí, comprendí que cada uno es fuente de transformación parado en su vida.

Aprendí que puedo ser y hacer la diferencia aceptando que soy responsable de todo lo que me pase. Cuando aprendemos a ser coherentes entre lo que pensamos sentimos y hacemos en la vida, entonces habremos vencido nuestros temores.

Los 6 puntos básicos del movimiento humanista, son principios de vida y diría que son la esencia de ser del proceso que inicie en Puerto Rico. Desde niños nos enseñaron, “el como se debe ser” hoy agradezco esas enseñanzas que me permiten estar aquí trabajando por mi y por los que más quiero.

Los doce principios de acción valida y los seis puntos básicos del movimiento humanista son hoy la razón de ser HUMANO. Empecemos a cambiar el mundo una persona a la vez si es necesario, porque la locura mas grande que he aprendido es: “Seguir haciendo lo mismo en mi vida, esperando resultados diferentes”.

Puerto Rico, 10 de octubre de 2005

blog comments powered by Disqus
Inicio | Noticias | En acción | Principios | El Movimiento | El Mensaje | Materiales | Quienes somos | Reflexiones
| | Mapa del sitio | Correo
Desarrollado por Atarraya: tejedores de saber social