Reflexión

El Plus de Energía

Miércoles 17 de marzo de 2010, por Rafael de la Rubia

El plus tiene que ver con el registro que tengo de mi vida, de mi transcurrir. Me conecta cada vez más conmigo mismo y con mis intereses más profundos. Me abre a otros y amplía mi disponibilidad. El tema del plus, aplicado a lo cotidiano, es muy próximo al registro de ir liberándome progresivamente."

En el esquema evolutivo se observa como a medida que queda energía libre aumenta el desarrollo: si hay plus de energía se pueden dar nuevos saltos evolutivos. En los casos donde haya que emplear toda la energía en mantener la estructura, no se puede progresar, y si se llega al extremo de que se gasta más energía de la que se produce, hay deterioro y retroceso.

El avance entonces se consigue con la energía sobrante, con esa energía libre se pueden ir dando respuestas de adaptación creciente. Esto no es solo una cuestión de cantidad sino también de energía de mayor calidad. Con energía más depurada se pueden realizar incursiones en nuevas regiones.

Podría afirmarse entonces que: Todo progreso requiere plus de energía, esto es, más cantidad de energía y/o de mayor calidad. Donde no se consigue plus el avance se detiene o hay retroceso.

En el Proceso Humano

Que ciertos primates empezaran a caminar erguidos no solo contribuyó a poder aumentar el campo de visión y tener más perspectiva, sino que “liberó” los brazos, antes necesarios para trasladarse, para que pudieran ser utilizados en otras actividades más complejas y precisas, lo que aumentó notablemente sus habilidades. El correlato fue aumentar su capacidad craneal. Ya el Homo, al ir complejificando la actividad cerebral, pudo conseguir, entre otras cosas, y gracias a unas manos más precisas, una dieta más selectiva. Esta dieta más rica en nutrientes produjo una reducción del tamaño de sus intestinos y así pudo disponer de energía para aplicarla en desarrollar un cerebro más grande y complejo - lo que se ahorró en tripas se invirtió en cerebro -.
Ya en el homo sapiens es claro el proceso de ir utilizando cada vez menos energía para cubrir las necesidades básicas. Esto libera energía que puede ser aplicada en otros campos*.
Lo anterior son ejemplos de lo que se da en el simple evolucionismo. Pero quizás sea posible ir mas allá del lento evolucionar, avanzar a mayor velocidad. Para ello habría que conseguir un mayor caudal de energía libre.

¿Qué es el Plus?

Este tema del plus puede observarse en los procesos, tanto de los pueblos como de los individuos. Aquí vamos a referirnos al plano de la experiencia personal. Este es hoy nuestro tema.

En primer lugar tendremos que ir precisando qué significa “tener plus”, qué es eso de “generar plus”, sea en un tema, ámbito, situación, etc... En este sentido habrá que ir reconociendo los tonos internos, los estados energéticos, cómo circula la energía psicofísica, cómo se activa, cómo se expresa, dónde se atasca, cómo se puede canalizar, cómo se acumula, cómo se la vuelve más sutil, por indicar algunos de sus aspectos.

Otro de sus correlatos es ver esto del plus en distintos temas: en las conductas, en la resolución de conflictos, en las relaciones, en los ámbitos cotidianos y en la acción en el mundo en general. Hay ámbitos, personas, conductas, que producen o generan plus, por el contrario hay otros que bloquean o absorben una gran cantidad de energía. Allí se producen frenos y retrocesos.

Por último hay actitudes, creencias, miradas, armados de futuro, posturas mentales que me dan plus. Contrariamente hay otras que son verdaderos “agujeros negros”, donde se produce una gran absorción energética con resultados desvitalizadores.

Ejemplos de Plus (+)

Actuar con atención da plus (+): Un acto mecánico no genera plus de energía. En oposición, un acto donde se pone atención genera + en varios sentidos. Por un lado, atender a lo que se hace mejora el tono energético al subir el nivel atencional. Pero además se mejora la eficacia de la acción al hacerla con más cuidado. La cosa no queda ahí, sino que además se acumula más experiencia.

Esto revierte como + cuando en el segundo acto hay que hacer menos inversión energética que en el primero.

Aprender es generar plus: Todo aprendizaje puede verse desde esta óptica del plus. Cuando se aprende un idioma, o una habilidad, o un procedimiento, se genera plus de energía. Ese aprendizaje incorporado permite avanzar al no tener que invertir tanta energía, en un segundo momento, para recorrer ese camino. La energía sobrante puede ser aplicada en nuevos avances.

Cubrir las necesidades básicas genera plus: Si no se tiene lo básico vital resuelto se dilapida mucha energía y se pone en peligro el funcionamiento de la estructura psicofísica. Temas como el comer, la vivienda, afectos, sexo, pueden ser resueltos de manera que quede plus o, por el contrario, pueden absorber gran cantidad de energía al quedar atascados en ellos por no poder normalizar esas situaciones. Tener estos temas resueltos genera plus para aplicarlo a otras cosas.

La salud como plus: Si la estructura psicofísica esta con salud se obtiene +. Si por el contrario está enferma habrá que derivar más energía para recomponerse y curarse, entonces esa energía no se podrá utilizar para otras actividades. Todos observamos que el nivel de rendimiento general psicofísico baja notablemente durante la enfermedad. Allí no hay plus.

Ampliar memoria es ganancia de plus. La memoria es la base del aprendizaje en la naturaleza y también en el hombre. La memoria se amplía con más atención, con algo más de esfuerzo, lo que implica más energía y de otra calidad, pero a su vez eso genera más + pues aumenta el nivel y la calidad del trabajo en general.

Quedarse atascado en problemas resta plus. Resolver temas como: conflictos biográficos, situaciones existenciales mal armadas, posturas mentales mal emplazadas, direcciones de vida contradictorias, falsas esperanzas proyectadas ilusoriamente, enfoques de vida provisionales sin sentido profundo, etc. generan plus o al contrario, si no se resuelven, pueden frenar e incluso llegar a invertir procesos.

El “dar” tiene que ver con el plus. Por un lado sin plus no hay energía para ayudar a otros. Al dar genero plus en la relación y plus en mi propio emplazamiento.

Tratar a los otros como me gustaría ser tratado, es plus. Pues esa actitud genera un tipo de conducta que por un lado mejora las relaciones, es decir da plus, y de otro lado produce crecimiento interior y mayor calidad humana, lo que también es plus, además abre el futuro, dando aun más plus.

Aspectos del Plus

La energía aplicada correctamente genera plus. Hay un emplazamiento y una dirección de generación de plus creciente.

Contar con plus no es un problema del “tener” en el aspecto de creer que quien tiene más plus es el que tiene más tiempo, cosas o dinero. El tema del plus es un tema de emplazamiento, de mirada, una forma de estar en el mundo con uno mismo, con la otra gente y entre las cosas. Se da la situación de gente que cuenta cada vez con más “recursos” pero se experimenta cada vez con menos plus. Aparentemente parece que van resolviendo temas: consiguen trabajo, se meten en pareja, crean familia, adquieren casa... y sin embargo existencialmente están cada vez más agobiados, más encadenados y con menos energía libre.

El plus tiene que ver con el registro que tengo de mi vida, de mi transcurrir. Me conecta cada vez más conmigo mismo y con mis intereses más profundos. Me abre a otros y amplía mi disponibilidad. El tema del plus, aplicado a lo cotidiano, es muy próximo al registro de ir liberándome progresivamente.

Correlatos del Plus

El plus tiene que ver con el registro que tengo de mi vida, de mi transcurrir. Me conecta cada vez más conmigo mismo y con mis intereses más profundos. Me abre a otros y amplía mi disponibilidad. El tema del plus, aplicado a lo cotidiano, es muy próximo al registro de ir liberándome progresivamente.
Los correlatos del plus están planteados en muchos de nuestros materiales. En Humanizar la Tierra se dice: “A medida que tu vida pasa, crece en ti la felicidad o el sufrimiento... si no crece en ti y en quienes te rodean la felicidad y la libertad, rechazaré tu ejemplo”*. No es alejado hacer cierta analogía entre este tema del plus y las cosas que me aproximan o alejan de la felicidad. En algunos casos esto tiene que ver con la capacidad de elegir, de decidir, de ampliar y profundizar relaciones con otros, tener más libertad de movimientos, construir ámbitos más acordes a lo que quiero, poner en marcha proyectos propios y en conjunto con otros, etc. Lo anterior sólo es posible construirlo con plus, con energía libre. Vemos que el plus tiene que ver con lo temporal, lo espacial y lo relacionante.

Se podrían ordenar las cosas precisando aquellas que generan plus y aquellas que no. Se puede escanear la propia vida desde esta óptica, desde los aspectos más personales, pasando por las actividades y relaciones cotidianas, los ámbitos y hasta llegar a los proyectos más amplios.
Ejemplo: Voy a ver a Pepito y después de la visita ¿qué pasa?, porque si salgo con más problemas que cuando entré, más deprimido y endeudado.... Todo eso es muy distinto a si, después de visitarle, salgo con más entusiasmo, más optimista, con nuevos proyectos... Esto define el plus que obtengo de esa relación. Y lo mismo le pasa al otro en su relación conmigo. ¿Cómo quedó él después de mi incursión?, ¿Cómo lo dejé después de mi visita? ¿Peor aún de lo que estaba, o por el contrario abrió futuro y ordenó cosas, sintió el apoyo de un amigo...?.

Veamos otro caso. Establezco una relación, p. ej. de pareja. En general, cuando alguien se mete en la relación es porque esto le ayuda a resolver cosas o mejorar situaciones. Ahí hay posibilidad de abrir nuevos canales de expresión, ayudarse mutuamente, generar un trato gratificante para ambos. Esa relación parece beneficiar a ambos. Es decir genera plus. Pasa el tiempo y ¿qué ha ocurrido?, ¿hemos ido aumentando ese plus o ha ocurrido lo contrario?, porque puede ser que ya no se resuelvan aquellos temas que nos motivaron, y no sólo eso, sino que además ahora nos hemos encadenado a nuevas cosas no proyectadas en su momento. Es decir, no sólo no resuelvo necesidades sino que la relación me ha creado otras nuevas ataduras que antes no tenía y ahora me encuentro con mucho menos plus que al principio.
Hay situaciones “antiplus”, son como un agujero negro: aquellas de las que no solo no se obtiene plus sino que absorben una enorme cantidad de energía. Este es el perfil de las situaciones conflictivas.

Como el sistema trabaja tratando de absorber el Plus
Donde hay plus el sistema trata de absorberlo para su propio beneficio hasta agotarlo. Porque la gente con plus puede pensar, reflexionar sobre su vida, cuestionar las cosas, hacerse preguntas y tratar de encontrar respuestas, puede luchar, movilizarse, organizarse, etc. Por el contrario la gente con poco plus es más manejable, más débil, más vulnerable, más dócil, sumisa e hipnotizable.
El sistema trata de que la gente no pueda cubrir adecuadamente los temas básicos y si, gracias al desarrollo y avance de la ciencia, los pueda resolver, el sistema trabajará para crear nuevas necesidades superfluas.

Vemos cómo opera en temas precisos:

Importantes necesidades básicas están relacionadas con el agua por ejemplo: Hay lugares donde para resolver el problema de beber agua en la familia hay que invertir varias horas al día. En otros países eso esta resuelto, pues se tiene agua potable canalizada. Teniendo agua corriente se genera plus. En este caso ¿cómo opera el sistema?, ¿cómo hace para redireccionar ese plus que queda? Opera tratando de condicionar que el tema de la bebida se resuelva de otra manera. Al sistema no le interesa que se beba agua corriente, en todo caso si se bebe agua que sea embotellada y lo mejor es beber Coca-Cola. El sistema opera deformando las necesidades básicas.

Al sistema no le interesa por ejemplo: alguien con buena salud. Está muy claro porque no desarrolla una política de medicina preventiva. Prevenir las enfermedades daría plus al individuo y eso no es rentable para el sistema. El individuo enfermo produce economía. Si un individuo a lo largo de su vida tiene un montón de enfermedades, varias operaciones, consume un sin fin de pastillas, utiliza varias prótesis, se hace implantes, cirugías, va repetidamente al hospital, a balnearios, etc., ese tipo es muy rentable porque mueve la economía. Pero ese otro tipo enjuto y sano como un roble, que durante 80 años solo se tomo una vez una aspirina, ese, ¡ese es una ruina para el sistema!.

Lo mismo ocurre en el tema de las relaciones. Al sistema le interesa que la gente tenga problemas, líos, conflictos, inseguridad, aislamiento, desconfianza de otros, etc. pues todo eso también mueve economía, activa a los sicólogos, siquiatras, a los abogados, hay demandas, guardas, jurados, policías, ejércitos, además se canalizan las inseguridades hacia tener posesiones y eso activa el consumismo. (El perfil del mejor cliente de los grandes almacenes es aquel /la individuo /a de mediana edad cuya pareja trabaja 15 horas al día, tiene amante, además de conflictos con los hijos y no tiene amigos.)

El sistema activa todo lo que crea dependencia. Con la publicidad genera dependencia ya desde edad temprana. Induciendo consumir ciertas comidas, bebidas, juguetes, moda, etc.. Esta dependencia va a tratar de incrementarla a lo largo de la vida del individuo. Le irá dando pautas sobre lo que tiene que vestir, comer, dónde viajar, qué regalar, etc. y todo eso programado para ciertas fechas... así será un buen ciudadano.

El sistema promueve valores trampa como el de la familia, por ejemplo: Declamativamente habla a favor de ella, la familia por aquí, la familia por allá, pero la verdad es que al sistema le interesa que la familia funcione lo peor posible y que sea conflictiva. !Claro¡ no lo van a decir directamente "¡nos interesa que Uds. se lleven mal¡”. No, dice lo contrario. Pero veamos ¿qué es lo que hacen? ¿Cuál es la dinámica que induce el sistema?: la de no dejar tiempo para las relaciones en la pareja, ni para atender a la familia, no hay tiempo para los hijos, dejándolos a merced de la TV, impulsando el consumo de cosas superfluas, deformando hábitos alimenticios, de estética, de sexo. Es decir hace todo lo que favorece que la familia y el individuo tengan problemas. Es mucho más interesante aún que le vaya mal a la pareja después de haberse metido en el crédito de la casa. Ahí están los dos totalmente pillados...

El sistema absorbe no solo el plus que se tiene, también el que no se tiene, el plus futuro. Esto lo hace con los créditos. En los créditos hay una pequeña parte de verdad y una gran mentira y una estafa de fondo. En general se apoyan en una necesidad, en base a ella montan una gran trampa que hace que la gente caiga “por propia decisión”. Es inmoral poder condicionar el futuro de una persona si esa persona no sabe cómo le va a ir. Es un engaño que acaba inmovilizando a la gente. La misma gente lo verbaliza cuando expresa: “con el crédito, me pongo la cadena y así me obligo” (ver anexo). De esta manera hay gente que se encadena de por vida. Es la nueva forma de auto esclavitud “voluntaria” de estos tiempos.

El sistema opera proponiendo cosas superfluas hasta que la gente las considera “necesarias”. Va trasladando lo secundario y lo superfluo a lo central y escamoteando lo que es importante, creando de esta manera confusión en la gente entre sus necesidades básicas y sus deseos.

Errores en el armado de las situaciones

Hay que estudiar cómo tiene uno los armados básicos, donde presiona la ideología del sistema. Una situación determinada puede darme plus, pero si se me cuela la propuesta del sistema la cosa se puede invertir.

Un ejemplo es el económico. El medio no me facilita las cosas, en general trata de subirme las exigencias, las necesidades y recortarme lo que recibo como salario. Puedo ajustar las cosas para gastar algo menos de lo que recibo, pero también puedo gastar por encima de mis posibilidades. En un caso genero plus, en el otro voy encadenándome progresivamente. El sistema va a procurar introducirme en ese camino.

Otro ejemplo. Volvemos a la pareja. Puede ocurrir que ese armado, que en un inicio daba plus, se invierta y al cabo del tiempo reste enorme energía. Puede ocurrir que aquellos intereses iniciales, que fueron el motivo de juntarse, ya no se estén completando. Es decir, que ya no exista esa reciprocidad afectiva del comienzo y/o tampoco se cubran necesidades a nivel de sexo., etc. Puede llegar a ocurrir además que la relación se haya deteriorado. Si a lo anterior le sumamos créditos, etc., el ámbito puede acabar experimentándose como una cárcel donde no solo no se cubre lo básico, interés inicial, sino que se han sumado un montón de cosas no previstas que chupan una cantidad enorme de energía e impiden avanzar en lo que realmente se quiere.
Aunque no es fácil medir este tema del plus, si hay claro registro interno de él. El lenguaje coloquial lo recoge en esas expresiones, cada vez más habituales, como: “estoy a tope”, “no doy más”, “no me da el tiempo”, o aquellas otras como: “estoy desvitalizado”, o “me encuentro sin ganas”. Todas ellas son claras alusiones a este tema del plus.

Errores de aplicación del Plus

Al contrario de lo que se puede pensar el mayor problema no es tanto generar plus sino una vez conseguida esa energía libre aplicarla en la dirección adecuada. Se dan errores en cuanto a la aplicación de ese plus sobrante. Los desajustes no solo son por defecto sino que también pueden darse por exceso de aplicación de energía.

Hay casos en los que se genera energía libre y el individuo acaba enredándose al tratar de “mejorar” su situación. Esto sucede cuando se sobredimensionan los temas y no se los proporciona con otros intereses. Normalmente ocurre cuando se va mas allá de actuar en base a la “necesidad”. La aplicación temporo/mental sobre ciertos temas puede llegar a ser obsesiva ocupando gran cantidad de horas diarias. Son casos de errores por exceso de aplicación en un tema. El problema es que en general no se los considera como fallos. Por ejemplo: si alguien centra toda su vida en un solo aspecto abandonando otras facetas, ya sea en los “estudios” para el estudiante, el “hijo” para la madre, o el “trabajo” para el profesional, etc., es casi seguro que va a tener dificultades y su vida procesará de manera complicada. Se dará sobre-saturación en algunas facetas y desatención en otras, lo que aumentará la desproporción. Esto se manifestará en lo inmediato o en el proceso.
Los casos de fallas por falta de aplicación o de atención a una situación o tema son conocidos y bien perfilados.
Otro error grave es condicionar en el presente, para cierto beneficio momentáneo, el plus de los próximos años: es el “disfrute hoy y pague mañana”. Esto es un engaño y una manipulación grave. Se trata de desligar temporalmente las consecuencias de un acto, ofreciendo lo positivo o agradable al presente y la parte negativa alejándola en el futuro. Desligar ambos temas es una monstruosidad parecida a desligar lo negativo de un exceso en comida del placer al ingerirla. Si nos postergaran el registro de malestar por exceso, estaríamos ingiriendo alimentos hasta que fuera gravemente perjudicial para nuestra salud.

Vértigo al plus

El grado de libertad que se tiene en decidir en qué aplica su tiempo cada uno es una de las manifestaciones del plus. Contar con tiempo libre sería una de las manifestaciones del plus. Pero en algunos casos se da una suerte de vértigo ante la posibilidad de decidir. No se tiene hábito, costumbre. Si se está viviendo una vida en función de... (compromisos, obligaciones, requerimientos, otros intereses, etc.), que en algún momento se cuente con plus puede producir perturbaciones y desestabilizaciones. En occidente la mayoría de las depresiones se dan en los días domingos (en el ciclo semanal) y en las vacaciones (en el ciclo anual), curiosamente las épocas de mayor plus. En algunas sociedades se están dando temor al tiempo libre. Para contrarrestar esto han surgido empresas dedicadas a asesorar y planificar vacaciones donde la gente esté siempre “ocupada” y así evitar ese vacío que da eso de tener “tiempo para hacer lo que uno quiera” que resulta tan desequilibrante para algunos.

“Estar siempre ocupado”, se ha convertido en un estado vital muy propio de nuestra época en la cultura occidental. Esta falta de disponibilidad es muchas veces una justificación que opera como ocultamiento de otro tipo de problemas que no se acometen. La dinámica del sistema opera eliminando la disponibilidad para los temas principales y contrariamente deriva toda la energía hacia los temas superficiales y secundarios. De esta manera actúa siempre sin resolver los problemas de fondo.

JPEG - 99.1 KB

La paradoja del Plus

“Se tiene menos plus cuanto más se está en temas secundarios desde donde se interpreta que no se puede estar en temas importantes porque no se tiene plus”. Desde esa postura mental no hay salida. “El plus surge cuando progresivamente se van colocando en la vida como prioritarios los temas esenciales”. Luego el plus está más relacionado con el ordenamiento de las prioridades vitales que con supuestas condiciones que a cada uno le toca vivir.

Otro tema importante es dónde se aplica la energía que va quedando libre. Nos estamos refiriendo a la dirección en la que se va aplicando ese plus de energía.

En general se observa que el mayor problema no es de falta de plus sino de incorrecta aplicación de la energía de que se dispone. Una cuidadosa evaluación evidenciaría que allí donde se interpreta que no hay plus en realidad puede que sí lo haya, pero lo que ocurre es que se está aplicando a temas secundarios.

En realidad todos disponemos del resto de nuestra vida por delante y para cada uno el día tiene 24 horas y cada uno decide en qué aplicar ese espacio de tiempo. Que unos lo dediquen a los temas esenciales y en base a ellos ordenen todo lo demás y que otros posterguen los esenciales y se pierdan en cosas importantes, pero secundarias y sin-sentido si se olvida lo esencial, marca una diferencia importante de posición mental. Es lo que diferencia el tener la cabeza bien o mal puesta. No hay plus cuando “se está en otras cosas” diferentes de los temas esenciales.

Claro, con esto no nos referimos a los casos donde un análisis cínico pretende justificar una postura porque en realidad se tienen otras prioridades. No, nos referimos a aquellos casos donde realmente se piensa que la propia situación es de no poder tener energía para avanzar. En este caso hay que hacer un reordenamiento de conductas según los intereses esenciales. El indicador de que ese ordenamiento se hace adecuadamente es que comienza a aparecer el plus. Ese ajuste de prioridades, muy probablemente, vaya acompañado con un “soltar” aquellos ensueños, aquellas falsas esperanzas que chocaban con, o distraían de, los intereses más importantes.

El plus tiene una vía de canalización que le da sentido y que multiplica su efecto. Esta es: aplicarlo en la ayuda a otros. Esto, entre otras cosas y de forma interrelacionada, va subiendo el propio nivel existencial y mejora la calidad del operador. Aplicar el plus de esta manera centrífuga, hacia otros, es una vía de salir del sin-sentido.
Interesa poner ciertas herramientas de trabajo interno en manos de quienes tienen claros proyectos de acción porque esos trabajos liberan nuevos caudales de energía que de esta manera son aplicados en beneficio de otros. Si no fuera así, es decir, si se avanzara en liberar energía sin aplicación correcta y concreta, podría llegar a ser perjudicial para el propio individuo.

Síntesis

Evaluación del Plus. Cuáles son los indicadores que tengo de si avanzo en plus o no:

-  ¿Tengo cada vez más tiempo libre para mí y para decidir qué hacer con él?
-  ¿Tengo más disponibilidad para relacionarme con otros?
-  ¿Aplico cada vez menos tiempo a resolver los temas básicos?
-  ¿Aumenta el número de conocidos y de mis relaciones en el tiempo?
-  ¿Tengo mucho desajuste económico? (deudas, préstamos, etc.)
-  En los ámbitos básicos (pareja, familia, amigos) ¿tengo plus?
-  En el trabajo ¿avanzo en plus?
-  En la acción en el mundo, ¿percibo que voy construyendo, afianzando y generando plus?
-  ¿Voy ampliando cada día la disponibilidad para estar conmigo mismo?

Indicadores de Plus
Los indicadores de plus más generales tienen que ver con aumento de disponibilidad en la conducta y menor tironeo de los temas básicos en cuanto a mentación.
En ambos casos, tanto en la mentación como en la conducta, se puede estudiar qué proporción se aplicará a resolver temas básicos, cuál a temas accesorios o secundarios y qué proporción a los temas de mayor importancia y más esenciales.

La paradoja del Plus
“Se tiene menos plus cuanto más se esta en temas secundarios desde donde se interpreta que no se puede estar en temas importantes porque no se tiene plus”. Desde esa postura mental no hay salida. “El plus surge cuando progresivamente se van colocando en la vida como prioritarios los temas esenciales”. Luego el plus está más relacionado con el ordenamiento de las prioridades vitales que con supuestas condiciones que a cada uno le toca vivir.

Dos temas básicos

-  Encontrar el emplazamiento desde el que se tiene plus e ir progresivamente desarrollándolo.
-  Aplicar ese plus en ayudar a otros.

El trabajo interno como generador de Plus
Todos los temas de trabajo interno, desde el trabajo personal, pasando por los trabajos en grupo, retiros, hasta los centros de trabajo van en la dirección de ir generando nuevas posibilidades, de ir liberando energía atascada en temas, en aspectos secundarios, para ir redireccionándola hacia los temas esenciales.

La estructura como generadora de plus
Trabajar con gente ayudándola y capacitándola puede ser una de las herramientas donde se genera mayor cantidad de plus. En el momento 1 yo hago un trabajo, pero en un 2º momento yo no hago ese trabajo, comienzo a hacer otro y hay 10 o 15 que ahora hacen aquel trabajo que yo hacía. Todo se ha multiplicado cuantitativamente y cualitativamente.
Otro tema generador de plus es el trabajo en equipo que se da en las estructuras. Aprovechar el intercambio de experiencia y de puntos de vista de otros puede ser algo de gran valor si se alcanza a comprenderlo.
Se puede tener mal armado el enfoque estructural y en vez de generar plus se produce pérdida de energía. En ese caso seguro que hay que reenfocar desde distintos puntos de vista y sobre todo desde el punto de vista del emplazamiento y del proceso.

El proceso humano acumula Plus
Si nos ubicamos con perspectiva histórica el avance de la humanidad tanto en su aspecto tecnológico como de conocimiento y experiencia se nos presenta a nosotros, que irrumpimos en un momento dado, como una enorme cantidad de plus puesto a nuestra disposición. Es un enorme bagaje de energía, la acumulada en el proceso humano, y tenemos que aprovecharlo para proyectarlo aún más hacia el futuro.

Cuando el proceso no encuentra como direccionar el enorme plus acumulado y se invierte el sentido de la energía, ésta se vuelve sobre sí produciendo entropía, con sus efectos concomitantes de tensiones, crisis, choques y explosiones internas. Las contradicciones del momento histórico actual tienen que ver con no aplicar correctamente el plus con que cuenta la civilización para resolver definitivamente y de una vez por todas, los problemas básicos de la especie humana. Cosa que está en condiciones de poder hacer.

Podríamos sintetizar todo esto en que hay dos posturas, dos formas de estar en el mundo: una en la que se va progresivamente generando plus, a la que corresponde mayor manejo de la propia vida, ir aplicándose uno a lo que quiere realmente, con mayor disponibilidad hacia los demás y a los temas esenciales propios, con registro de acuerdo y claro indicador de que “por ahí va...” y otra en la que la cosa va declinando y hay cada vez menos encaje, se van postergando temas esenciales, aumentan el encerramiento, las limitaciones, la contradicción y como correlato la desvitalización progresa.

Nota:
Ver en la Arenga de Silo “La Curación del Sufrimiento” el tema de la necesidad y el deseo:
- La proporción entre las masas de “cerebro/intestino/otras vísceras” en los primates es 1/3/4 mientras que en el hombre es 2/2/4 lo que le permite mayor irrigación sanguínea al cerebro. La proporción del metabolismo basal que utilizaba el cerebro del australopiteco era del 9% y el hombre hoy utiliza un 22%. Las proporciones se distancian más a medida que bajamos en la escala evolutiva.
- La pregunta. Paisaje Interno. Humanizar la Tierra.- Silo. Ed. Plaza-Janes - Barcelona

blog comments powered by Disqus
Inicio | Noticias | En acción | Principios | El Movimiento | El Mensaje | Materiales | Quienes somos | Reflexiones
| | Mapa del sitio | Correo
Desarrollado por Atarraya: tejedores de saber social