Las 3 Vias del Sufrimiento

Jueves 6 de octubre de 2005, por Paz Fuerza y Alegría

La memoria nos conecta con el pasado, las sensaciones nos permiten estar en el presente y la imaginación nos lleva al futuro. Estos tres "tiempos" útiles para lo cotidiano y que se entrelazan, nos pueden dar un gran impulso a nuestra vida, si están despejados sin obstáculos. ¿Dónde está lo que no me permite abrazar mis proyectos, en el pasado en el presente o en el futuro? cada uno saca sus conclusiones!

Las tres vías del sufrimiento.

Hay dos facultades muy importantes que posee el
ser humano: la memoria y la imaginación. Sin ellas
es imposible realizar actividades en la vida diaria.
Cuando alguna de ellas disminuye en su potencia o
sufre algún tipo de alteración, las actividades
cotidianas se dificultan.

JPEG - 600.1 KB

La memoria y la imaginación son fundamentales para
la vida y por ello, cuando en lugar de ayudar a abrirnos
paso, nos encierran en el sufrimiento, debemos tomar
medidas para cambiar la situación.
La memoria puede traer recuerdos negativos
continuamente y entonces deja de prestarnos la ayuda
que necesitamos. Lo mismo puede ocurrir con la
imaginación, si de continuo nos hace aparecer
temores, angustias, miedos al futuro.

Podemos considerar a la sensación (a lo que
percibimos en un momento), como otra facultad
decisiva para la vida. Gracias a ella vemos, oímos,
tocamos y en fin, nos damos cuenta de lo que pasa
alrededor de nosotros. Hay cosas que sentimos y que
nos gustan; hay otras que nos desagradan. Es claro,
si sentimos hambre, o recibimos un golpe, o
experimentamos exceso de frío o calor, registramos
dolor por la sensación. Pero a diferencia del dolor
que es físico, podemos experimentar sufrimiento que
es mental. Ese sufrimiento lo sentimos cuando lo que
vemos del mundo que nos rodea no nos gusta, o nos
parece que no es como debe ser.

JPEG - 46.3 KB

En realidad, la memoria, la imaginación y la
sensación, son tres vías necesarias para la vida. Sin
embargo, ellas pueden convertirse en enemigas de
la vida, si trabajan dando sufrimiento.
La memoria nos hace sufrir al recordar fracasos y
frustraciones, al recordar pérdidas de oportunidades,
de objetos, de personas queridas.
La imaginación nos hace sufrir por las cosas negativas
que pensamos a futuro trayéndonos temor: temor a
perder lo que tenemos, temor a la soledad, a la
enfermedad, a la vejez y a la muerte. La imaginación
hace sufrir cuando pensamos en la imposibilidad de
lograr a futuro lo que deseamos para nosotros u otras
personas.

La sensación nos hace sufrir cuando vemos que
nuestra situación no es como corresponde que sea,
cuando no nos reconocen familiar o socialmente,
cuando nos perjudican en nuestro trabajo, cuando
encontramos impedimentos en lo que estamos
realizando.

Entonces, en lugar de hablar de esas tres facultades
tan importantes, tenemos que hablar de las tres vías
del sufrimiento porque ellas están funcionando mal.

JPEG - 601.8 KB

Debemos reconocer además, que esas vías se
entrecruzan y cuando algo falla en una, compromete
a las otras. Al parecer tienen entre sí contactos en
muchos puntos.
Los trabajos del Movimiento Humanista trabajan precisamente sobre las tres vías del sufrimiento, despejándolas para que la vida se desarrolle sin tropiezos.

Hay que reconocer que si estamos desorientados o
no tenemos una finalidad, un sentido en la vida, nos
perdemos en las tres vías y no sabemos qué despejar
de nuestro camino porque tampoco sabemos hacia
dónde vamos.
Seguramente, el descubrimiento de un sentido en la
vida es lo que más nos ayuda a convertir las tres vías.

Para los que quieren profundizar los invito a revisar el siguiente material

blog comments powered by Disqus
Inicio | Noticias | En acción | Principios | El Movimiento | El Mensaje | Materiales | Quienes somos | Reflexiones
| | Mapa del sitio | Correo
Desarrollado por Atarraya: tejedores de saber social